Somos una empresa con más de 15 años de experiencia y profesionalidad en el sector de la fontanería, y realizamos todo tipo de trabajos en viviendas o edificios, tanto interiores como exteriores. A continuación, le presento una relación numerada de los 6 trabajos más frecuentes que se solicitan en temas de fontanería, con una breve descripción de cada uno:

 

1.

Instalación o reparación de grifos y sanitarios: Consiste en colocar o arreglar los elementos que permiten el uso del agua en los baños, cocinas, lavaderos, etc. Se debe tener en cuenta la presión, el caudal y la temperatura del agua, así como el tipo y el modelo de grifo o sanitario que se quiera instalar o reparar.

2.

Instalación o sustitución de tuberías y desagües: Consiste en colocar o cambiar los conductos que transportan el agua desde la red general hasta los puntos de consumo, y desde estos hasta el alcantarillado. Se debe elegir el material, el diámetro y la longitud adecuados para cada caso, así como el sistema de unión y sellado.

3.

Instalación o mantenimiento de calderas y calentadores: Consiste en colocar o conservar los aparatos que producen agua caliente para el uso doméstico o industrial. Se debe ajustar la potencia, el consumo y el rendimiento adecuados para cada caso, así como el sistema de control y seguridad.

4.

Instalación o reparación de sistemas de riego: Consiste en colocar o arreglar los dispositivos que permiten regar las zonas verdes, como jardines, terrazas, huertos, etc. Se debe diseñar el sistema de riego según las necesidades y características de cada zona, así como el tipo y la cantidad de agua que se quiera utilizar.

5.

Instalación o mejora de sistemas de depuración: Consiste en colocar o perfeccionar los dispositivos que permiten tratar y reciclar el agua residual, como fosas sépticas, filtros biológicos, ósmosis inversa, etc. Se debe garantizar que los sistemas cumplan con la normativa vigente y ofrezcan una calidad óptima del agua.

6.

Instalación o revisión de sistemas contra incendios: Consiste en colocar o comprobar los dispositivos que previenen y combaten los posibles fuegos, como extintores, mangueras, hidrantes, rociadores, etc. Se debe verificar que los sistemas estén conectados, sincronizados y actualizados, así como el sistema de aviso y respuesta.

 


Si tiene alguna pregunta adicional o necesita un presupuesto personalizado, no dude en contactar con nosotros.